Los equipos PROMAX, preparados para el dividendo digital

20 de Septiembre de 2013.

En el año 2007, la Conferencia Mundial de Radiocomunicaciones acordó asignar la banda de 790 a 862 MHz para utilizarla en los servicios de comunicaciones para banda ancha móvil en la zona europea. Desde entonces, esta banda de frecuencias se conoce como “dividendo digital”.

Información sobre el dividendo digital

En la actualidad se está a la espera que la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información (SETSI), dependiente del Ministerio de Industria, asigne los nuevos múltiples digitales a las operadoras de televisión que ahora ocupan la franja del dividendo digital. Estos múltiples han de trasladarse a la banda de 470 a 790 MHz. Cuando el dividendo digital quede libre será utilizado por las operadoras de telefonía móvil para la transmisión de banda ancha móvil 4G.

Traslado de frecuencias LTE

Se estima que los edificios que tendrán que realizar alguna actuación de adaptación de instalaciones comunitarias acorde a la ICT serán aquellos de 3 o más viviendas, lo que equivale a un porcentaje elevado de las viviendas en España. Las modificaciones se realizarán en las instalaciones de recepción, concretamente en las cabeceras de adaptación de señales. Dos tipos de instalaciones son las más comunes: En el caso de una instalación con amplificadores mono-canal, se deberá añadir un nuevo amplificador por cada nuevo canal; en el caso de una instalación con centralita programable, ésta se deberá reprogramar para que sintonicen los nuevos canales. Hasta que no se establezcan las nuevas frecuencias para los canales, los trabajos de adaptación no podrán iniciarse.

El medidor de campo RANGERNeo +, es la herramienta que complementa el trabajo del instalador en las adaptaciones a realizar a causa del dividendo digital. Este medidor de campo dispone de una función diseñada especialmente para el dividendo digital, llamada “Test de Interferencia LTE”, que detecta las interferencias en la TDT provocadas por la banda ancha móvil (4G/LTE) que es previsible que se produzcan cuando esté en funcionamiento el dividendo digital. Así el instalador podrá determinar si ha de instalar filtros para evitar este tipo de interferencias.

RANGER Neo +: Medidor de campo con filtros LTE

Este equipo, además de servir para las señales digitales terrestres (DVB-T/T2), puede utilizarse para otros estándares, tales como satélite (DVB-S/S2) y cable (DVB-C), y tanto para señal analógica como digital y FM. También dispone una opción de ampliación para realizar mediciones en instalaciones de fibra óptica. Es decir, el instalador con un solo equipo puede trabajar prácticamente en cualquier tipo de instalación de telecomunicaciones.

Existen otros medidores de campo, especializados únicamente en señal digital terrestre y que son más ligeros y compactos, tal como el TVHUNTER+, detector de emisiones terrestres DVB-T/T2. Este medidor de campo también ayuda perfectamente en la labor del instalador para realizar las adaptaciones necesarias en las viviendas.

El plazo establecido por el real decreto a partir de la asignación de las frecuencias definitivas es de nueve meses. En este tiempo se ha de efectuar el despliegue completo en los centros de retransmisión e iniciar el periodo de emisiones simultáneas. El periodo de emisiones simultáneas es imprescindible para permitir a los usuarios adaptar sus instalaciones receptoras de televisión para recibir y sintonizar los nuevos canales digitales.

Para más información, lea la entrada “Dividendo digital: Presente y futuro” en el blog de PROMAX.