ASEGURAMIENTO DE LA CALIDAD. PRUEBAS IN-CIRCUIT

2 de Enero de 2003.

Tecnología SMDUna prioridad en PROMAX ha sido siempre la de asegurar la calidad de nuestros productos. Desde los procesos de diseño y fabricación hasta el mantenimiento o servicio técnico, nunca se han escatimado medios para disponer de sistemas que permitirán garantizar el máximo nivel de calidad en cada momento. El resultado hoy es una planta de producción equipada con los últimos avances tecnológicos y acreditada ISO9001.

Dentro del proceso de fabricación de los equipos, una prioridad desde que la tecnología estuvo disponible, ha sido la de adaptar la tecnología SMD. Esta tecnología permite ensamblar los equipos de forma automática, utilizando menos espacio y con mayor productividad. Mediante la utilización de máquinas de montaje automático se han alcanzado niveles de fiabilidad muy altos. En estos momentos, el 99% de los componentes de los nuevos equipos se ensamblan automáticamente mediante líneas completas de montaje que suponen ya la tercera generación en nuestras plantas de producción.

Desde hace 10 años PROMAX viene realizando la comprobación del 100% de sus montajes mediante dos sistemas de Test In-Circuit de “cama de agujas” (Bed of Nails). Si bien estos sistemas permiten asegurar un cierto nivel de calidad en todas las placas, tienen varios inconvenientes importantes. Pero este sistema tiene entre otros inconvenientes, el de no permitir detectar todos los problemas que se pueden presentar en un circuito.

Para evitar estas limitaciones hemos invertido en un nuevo sistema de prueba de circuitos llamado “Flying probe”. Este sistema se basa en una serie de cabezales móviles que se adaptan a cada circuito para realizar las pruebas sin necesidad de preparación de los puntos de prueba como ocurre con el sistema de agujas fijas. El equipo garantiza una alta precisión en una amplia gama de medidas analógicas a alta velocidad. También dispone de medidas de aislamiento LCR que es muy útil para detectar condensadores o bobinas fuera de tolerancia. El equipo está equipado con sofisticados sistemas de visión que facilitan la identificación visual de problemas de descentrado, omisión de componentes, cambios de orientación, etc.

En suma, se trata de un paso más en el proceso de automatización y aseguramiento de la calidad de nuestros productos y que también permite mantener nuestra ventaja competitiva en cuanto a costos de producción y escala de integración de los equipos.