Reemisores en modo isofrecuencia

1 de Diciembre de 2009.

Cuando un reemisor opera en modo isofrecuencia las señales de TDT se retransmiten en las mismas frecuencias que se reciben. En este tipo de configuración es imprescindible evitar el acoplamiento entre la antena transmisora y la antena receptora. La ausencia de aislamiento entre las antenas provoca que la señal emitida sea captada por la antena receptora.

Si en un reemisor que opera en modo isofrecuencia se produce un acoplamiento entre las antenas, la antena receptora recibe la superposición de dos señales: la procedente del centro emisor alejado y la propia señal transmitida por el reemisor.

Reemisor Isofrecuencia

Cuando el reemisor es regenerativo, debido a los procesos de demodulación, regeneración de la trama y modulación, la señal acoplada tiene un retardo superior al tiempo de guarda.

Acoplamiento

En estos casos, el demodulador de TDT es incapaz de recuperar la trama de transporte. Para prevenir esta situación, es necesario minimizar el acoplamiento entre las antenas.

El aislamiento entre las antenas depende básicamente del tipo de antenas utilizadas y de la localización de las mismas. Por un lado debe recurrirse a antenas de elevada directividad y por otro conviene separar al máximo las antenas. El efecto de separar las antenas es más importante en los primeros 3 ó 4 metros, en general, el aislamiento aumenta entre 15 y 20 dB cuando la distancia entre antenas pasa de 1 a 10 metros. Por otra parte, el empleo de polarizaciones distintas entre transmisión y recepción también aumenta el desacoplo entre las antenas.

Medida del Aislamiento

Para medir el aislamiento de la estación de radioenlace propuesta en Prades se añade a un módulo amplificador DT-722 un tono piloto de frecuencia similar a uno de los canales reemitidos. Este tono, convenientemente amplificado, es radiado por el reemisor. Debido a la falta de aislamiento, una fracción de la señal emitida la capta la antena receptora.

Medida del aislamiento

Conociendo la potencia radiada y la recibida puede determinarse el aislamiento:

Ixy = Pradiada – Precibida

Reemisores
En la instalación de la izquierda se obtiene un aislamiento de 103 dB y en la de la derecha de 65 dB.

Determinación de la Máxima Potencia Emitida

Conociendo la potencia recibida del emisor alejado (Rxy) y el aislamiento (Ixy) puede establecerse la máxima potencia que puede emitirse desde el reemisor.

Reemisor regenerativo en modo isofrecuencia

Como el demodulador de TDT requiere de una MER comprendida entre 27 y 30 dB para que opere adecuadamente, puede asumirse que la señal acoplada debe estar como mínimo 30 dB por debajo de la señal recibida del emisor alejado (Rxy). Es decir:

Señal Acoplada: Pxy – Ixy
Margen: 30 dB

Pxy – Ixy = Rxy – 30 dB

Por tanto, la potencia máxima:

Pxy = Rxy + Ixy – 30 dB

Así, para un aislamiento (Ixy) de 103 dB y una señal recibida (Rxy) de 48 dbuV el reemisor como máximo podrá emitir con 121 dBuV (14 dBm). Si el desacoplo es de 65 dB la potencia máxima será de 83 dBuV (-24 dBm).